2020 Las cosas que se terminan

Las cosas que se terminan

por Milagros Corcuera

Porteña de los dos océanos: nació al este de la cordillera, en el puerto de caída leve y sabor suave, azucarado —si es que Buenos Aires puede llamarse puerto—. Vivió un tiempo al oeste de las montañas en Valparaíso, que se perfila abrupto sobre el Pacífico. Entre uno y otro, llevó varios cuadernos, poemas y crónicas. Nunca se fue del todo. Vuelve por estaciones, como Penélope al inframundo, bajo el propósito de perderse entre los cerros y conseguir más merkén.